sábado, 25 de abril de 2009

Tu, la Tierra




Tierra fresca y mojada,
tierra seca y ardiendo,
te he de llevar amada,
te he de llevar sufriendo.

Te he de llevar prendida
con mecates y abrazos
como un saco de vida
apretado en los brazos.

Y nunca he de dejarte
porque lloras o sudas,
porque sabes negarte
o porque te desnudas.





Iremos paso a paso,
te llevaré conmigo
colgada de mi brazo
como un dulce castigo.

Y aunque dudes o creas,
aunque sangres o rías,
irás entre poleas

junto a mis alegrías,
soñando que chispeas,
soñando que te enfrías...




Foto de Fortimbras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada